Un mantra se repite casi todos los días en el idioma de Oriente Medio: la necesidad de una iniciativa de política que extraiga a la región de un status quo explosivo que sólo puede conducir un resultado violento.

Israel, las naciones occidentales y los palestinos basados ​​en la realidad, pueden emprender una nueva iniciativa diplomática que baje las tensiones de la cuestión más ardiente en el reino palestino: cinco millones de descendientes de refugiados árabes desde 1948, que siguen refugiándose en las instalaciones de refugiados del UNRWA, bajo la promesa del “derecho de retorno” a las aldeas árabes en lo que hoy es Israel. Para ellos, se les dice, deben vivir y morir – un tema recurrente que se encuentra en los libros de texto de la Autoridad Palestina que se usan ahora en las escuelas del UNRWA – que es una receta continua para el desastre y una persistente tragedia de derechos humanos del siglo XXI.

El UNRWA perpetúa la condición de apátrida de los refugiados y sus descendientes, reforzando una vida de limbo, pobreza, angustia y desesperación. No, el UNRWA no puede eliminarse progresivamente: funciona bajo el mandato de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Sin embargo, dado que el 97% del presupuesto de la UNRWA es de 1.200 millones de dólares procede de países donantes occidentales, se podría pedir a estas naciones unirse a un esfuerzo para reformar las políticas del UNRWA, que apenas se ajustan al credo de la ONU.

Durante varias décadas yo he dirigido agencias que han investigado y filmado la educación del UNRWA en Jerusalén y en toda la región, y hemos escuchado a los estudiantes del UNRWA hablar sobre cómo la “educación” del UNRWA ahora los inspira a matar a los judíos. Nuestra película más reciente – “El Camino al Terror del UNRWA: Incitación a la clase palestina” – lanzado el 27 de mayo, mostrará a los miembros de las redes legislativas de las naciones donantes. Representa un plan de estudios de guerra que no tiene cabida en una instalación de la ONU.

Esta realidad puede ser cambiada. En lugar de simplemente lanzar dinero al UNRWA, los donantes podrían avanzar políticas para mejorar las condiciones de vida de los residentes de refugiados del UNRWA y ofrecer una alternativa al actual mantra de “refugio a perpetuidad” y “derecho de retorno” a los estudiantes. Una nueva iniciativa de reforma podría galvanizar a las naciones donantes para revisar seis desafíos políticos del UNRWA:

  1. Solicitar una auditoría de los fondos donados al UNRWA. Esto trataría de confirmar informes documentados de recursos desperdiciados, duplicidad de servicios y la llegada de dinero a grupos terroristas basados ​​en Gaza, que han obtenido el control de las operaciones del UNRWA allí durante los últimos 18 años.
  2. Presentar las normas del ACNUR al UNRWA, para promover el reasentamiento de los refugiados árabes después de 67 años. La política actual del UNRWA es que el reasentamiento de refugiados interferiría con el “derecho de retorno” a las aldeas árabes que existían antes de 1948.
  3. Cancelar el nuevo currículo del UNRWA, que incorpora los principios de la Jihad, el martirio y el “derecho al retorno” por la fuerza de las armas.
  4. Cesar el entrenamiento paramilitar en todas las escuelas del UNRWA. ¿Debería el UNRWA, como organismo de las Naciones Unidas, demostrar un compromiso renovado con los principios de las Naciones Unidas para “la educación para la paz”?
  5. Insistir en que el UNRWA despida a los empleados afiliados a Hamas, de conformidad con las leyes de los países occidentales, que prohíben la ayuda a cualquier agencia que emplee a miembros de una organización terrorista.
  6. Desde que el UNRWA ha contratado recientemente a un “embajador de la juventud” – Mohammad Assaf – para viajar por el mundo y fomentar la insurrección y la violencia, ¿no sería el momento adecuado para que las naciones donantes pidieran que la UNRWA cancelara ese contrato con un promotor de guerra?

En un momento en que Israel está presionado para lanzar una nueva iniciativa diplomática, esta es una oportunidad para eliminar la mancha de “refugiados árabes a perpetuidad” como fuente de incitación intergeneracional.

Elimina la cuestión de los refugiados árabes de la agenda de Oriente Medio, y elimina una causa raíz de la violencia en el Oriente Medio.

The ​Time Has Come for UNRWA Reform: A Solution to the Palestinian Refugee Dilemma

SHARE
Previous articleNo Deshagan UNRWA; No está dentro del alcance de la posibilidad. Mejor reforma las políticas del UNWRA, que si es posible
Next articlePon “GENESIS OF THE PALESTINIAN AUTHORITY” en las manos adecuadas

David Bedein is an MSW community organizer and an investigative journalist.

 

In 1987, Bedein established the Israel Resource News Agency at Beit Agron to accompany foreign journalists in their coverage of Israel, to balance the media lobbies established by the PLO and their allies.

 

Mr. Bedein has reported for news outlets such as CNN Radio, Makor Rishon, Philadelphia Inquirer, Los Angeles Times, BBC and The Jerusalem Post, For four years, Mr. Bedein acted as the Middle East correspondent for The Philadelphia Bulletin, writing 1,062 articles until the newspaper ceased operation in 2010. Bedein has covered breaking Middle East negotiations in Oslo, Ottawa, Shepherdstown, The Wye Plantation, Annapolis, Geneva, Nicosia, Washington, D.C., London, Bonn, and Vienna. Bedein has overseen investigative studies of the Palestinian Authority, the Expulsion Process from Gush Katif and Samaria, The Peres Center for Peace, Peace Now, The International Center for Economic Cooperation of Yossi Beilin, the ISM, Adalah, and the New Israel Fund.
 

Since 2005, Bedein has also served as Director of the Center for Near East Policy Research.

 

A focus of the center’s investigations is The United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East (UNRWA). In that context, Bedein authored Roadblock to Peace: How the UN Perpetuates the Arab-Israeli Conflict – UNRWA Policies Reconsidered, which caps Bedein’s 28 years of investigations of UNRWA. The Center for Near East Policy Research has been instrumental in reaching elected officials, decision makers and journalists, commissioning studies, reports, news stories and films. In 2009, the center began decided to produce short movies, in addition to monographs, to film every aspect of UNRWA education in a clear and cogent fashion.

 

The center has so far produced seven short documentary pieces n UNRWA which have received international acclaim and recognition, showing how which UNRWA promotes anti-Semitism and incitement to violence in their education’

 

In sum, Bedein has pioneered The UNRWA Reform Initiative, a strategy which calls for donor nations to insist on reasonable reforms of UNRWA.

Bedein and his team of experts provide timely briefings to members to legislative bodies world wide, bringing the results of his investigations to donor nations, while demanding reforms based on transparency, refugee resettlement and the demand that terrorists be removed from the UNRWA schools and UNRWA payroll.

 

Bedein’s work can be found at:

www.IsraelBehindTheNews.com and www.cfnepr.com.

A new site,unrwa-monitor.com, will be launched very soon.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here