Prácticamente todos los medios de comunicación tomaron la condenación del UNRWA de los túneles de Hamas encontrados bajo una escuela del UNRWA sin problema. Sin embargo, ningún medio de comunicación ha recordado al mundo que el sindicato de maestros de la UNRWA y el sindicato de trabajadores de la UNRWA de Gaza han estado bajo el estrecho control de Hamas desde 1999, sin una palabra de desaprobación del UNRWA.

La declaración del Primer Ministro de Israel de que el UNRWA debería “desmantelarse” indica que el gobierno israelí sostiene que la UNRWA es responsable de la existencia de túneles de terror de Hamas.

El momento de este descubrimiento es importante, ocurriendo justo antes de que Hamas lleve a cabo su campamento anual de entrenamiento militar de verano para capacitar a más de 50.000 estudiantes de la UNRWA, de 9 a 15 años, en el uso de armas en vivo.

Sin embargo, lamentablemente no está dentro del poder de Israel de “desmantelar” el UNRWA.

El UNRWA funciona bajo el mandato de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y sólo ellos pueden “desmantelar” el UNWRA.

Si Israel y las naciones democráticas occidentales cortaran fondos al UNRWA, probablemente ocurrirían dos situaciones:

  1. El Estado islámico radical de Qatar, que ha establecido una presencia en Gaza y en Judea/Samaria, probablemente reemplazará cualquier ingreso perdido de los recortes del Oeste a UNRWA.
  2. Arabia Saudita, que recientemente aumentó su financiación del UNRWA para convertirse en el tercer donante más grande, aumentaría probablemente su contribución al UNRWA.

Si Qatar y Arabia Saudita se convierten en los mayores donantes del UNRWA, no se podría hacer ningún esfuerzo contra el UNRWA para que cese las conexiones con Hamas u otros grupos terroristas.

Entonces, ¿qué puede hacer el gobierno israelí para mejorar la UNRWA?

Jerusalén podría exigir que los donantes del UNRWA condicionen los fondos a las reformas del UNRWA en seis áreas:

  1. Solicitar una auditoría de los fondos donados al UNRWA. Esto trataría de confirmar informes documentados de recursos desperdiciados, duplicidad de servicios y la llegada de dinero a grupos terroristas basados ??en Gaza, que han obtenido el control de las operaciones del UNRWA allí durante los últimos 18 años.
  2. Presentar las normas del ACNUR al UNRWA, para promover el reasentamiento de los refugiados árabes después de 67 años. La política actual del UNRWA es que el reasentamiento de refugiados interferiría con el “derecho de retorno” a las aldeas árabes que existían antes de 1948.
  3. Cancelar el nuevo currículo del UNRWA, que incorpora los principios de la Jihad, el martirio y el “derecho al retorno” por la fuerza de las armas.
  4. Cesar el entrenamiento paramilitar en todas las escuelas del UNRWA. ¿Debería el UNRWA, como organismo de las Naciones Unidas, demostrar un compromiso renovado con los principios de las Naciones Unidas para “la educación para la paz”?
  5. Insistir en que el UNRWA despida a los empleados afiliados a Hamas, de conformidad con las leyes de los países occidentales, que prohíben la ayuda a cualquier agencia que emplee a miembros de una organización terrorista.
  6. Desde que el UNRWA ha contratado recientemente a un “embajador de la juventud” – Mohammad Assaf – para viajar por el mundo y fomentar la insurrección y la violencia, ¿no sería el momento adecuado para que las naciones donantes pidieran que la UNRWA cancelara ese contrato con un promotor de guerra?

Ahora que el gobierno israelí ha llegado finalmente a la conclusión de que el UNRWA es un impedimento para la paz, el gobierno de Israel debe actuar en la realidad para frenar la política del UNRWA: reformar el UNRWA, que está dentro del alcance de las posibilidades, y no desmantelar el UNRWA, lo que no es posible.

Epílogo

En noviembre de 2005, publiqué un ensayo en la “New York Jewish Weekly” acerca de por qué la UNRWA debía ser desmantelada y reemplazada por el UNHCR, la agencia que maneja a todos los refugiados en el mundo y una agencia que trabaja para reasentarlos, no para perpetuar su indignidad como refugiados.

Pocos días después, hice esa presentación en un repleto “UN Press Club” en Nueva York y compartí el concepto con funcionarios de la ONU. No había un diplomático o periodista en la ONU que no le gustó la idea.

Y luego la realidad pego. Los veteranos de la ONU señalaron que cualquier cambio en el mandato del UNRWA requeriría la aprobación de la Asamblea General de las Naciones Unidas y que incluso si 30 o 40 naciones votaran para cambiar el mandato de la ONU, la Liga Árabe y la mayoría automática de las “naciones no alineadas” votarían en contra cualquier decisión percibida como pro-Israel.

Por lo tanto, el UNRWA no puede ser “desmantelado”. Sin embargo, las 68 naciones donantes del UNRWA pueden y deben condicionar su ayuda al UNRWA sobre la base de la reforma del UNRWA.

Do not “Dismantle” UNRWA; it is not within the scope of possibility. Reform UNRWA policies, which is possible

David Bedein is an MSW community organizer and an investigative journalist.   In 1987, Bedein established the Israel Resource News Agency at Beit Agron to accompany foreign journalists in their coverage of Israel, to balance the media lobbies established by the PLO and their allies.   Mr. Bedein has reported for news outlets such as CNN Radio, Makor Rishon, Philadelphia Inquirer, Los Angeles Times, BBC and The Jerusalem Post, For four years, Mr. Bedein acted as the Middle East correspondent for The Philadelphia Bulletin, writing 1,062 articles until the newspaper ceased operation in 2010. Bedein has covered breaking Middle East negotiations in Oslo, Ottawa, Shepherdstown, The Wye Plantation, Annapolis, Geneva, Nicosia, Washington, D.C., London, Bonn, and Vienna. Bedein has overseen investigative studies of the Palestinian Authority, the Expulsion Process from Gush Katif and Samaria, The Peres Center for Peace, Peace Now, The International Center for Economic Cooperation of Yossi Beilin, the ISM, Adalah, and the New Israel Fund.   Since 2005, Bedein has also served as Director of the Center for Near East Policy Research.   A focus of the center's investigations is The United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East (UNRWA). In that context, Bedein authored Roadblock to Peace: How the UN Perpetuates the Arab-Israeli Conflict - UNRWA Policies Reconsidered, which caps Bedein's 28 years of investigations of UNRWA. The Center for Near East Policy Research has been instrumental in reaching elected officials, decision makers and journalists, commissioning studies, reports, news stories and films. In 2009, the center began decided to produce short movies, in addition to monographs, to film every aspect of UNRWA education in a clear and cogent fashion.   The center has so far produced seven short documentary pieces n UNRWA which have received international acclaim and recognition, showing how which UNRWA promotes anti-Semitism and incitement to violence in their education'   In sum, Bedein has pioneered The UNRWA Reform Initiative, a strategy which calls for donor nations to insist on reasonable reforms of UNRWA. Bedein and his team of experts provide timely briefings to members to legislative bodies world wide, bringing the results of his investigations to donor nations, while demanding reforms based on transparency, refugee resettlement and the demand that terrorists be removed from the UNRWA schools and UNRWA payroll.   Bedein's work can be found at: www.IsraelBehindTheNews.com and www.cfnepr.com. A new site,unrwa-monitor.com, will be launched very soon.

NO COMMENTS

Leave a Reply